Abogados para Casos de Mordeduras de Perros en Los Ángeles

Ayudamos a Víctimas de Ataques de Perros en El Sur de California

En California, los dueños de perros son responsables si sus mascotas atacan a otros animales o personas. Son también responsables de pagar las facturas médicas de las víctimas, incluso si el perro no tiene un historial de agresión o si ni siquiera hubo negligencia por parte del dueño. La única excepción es si el ataque fue provocado. Además, si el dueño actuó de manera negligente o el perro tenía un historial por haber mordido o actuado agresivamente con anterioridad, el dueño podría tener que pagar por daños adicionales, como trauma emocional o ingresos perdidos.

En DYA Law Group, le ayudaremos a recuperar su vida tras sufrir el ataque de un perro. Nuestros abogados para casos de mordeduras de perros en Los Ángeles llevan más de 15 años luchando por los derechos de los heridos en el sur de California. Estamos aquí para ayudarle. Ofrecemos consultas gratis para revisar su caso.

Llámenos al (888) 744-0108 para hablar con un abogado acerca de su reclamación.

Consejos de Seguridad para Evitar que Le Muerda Un Perro

Algunas veces, los perros atacan sin ninguna razón aparente, pero existen medidas que usted puede tomar para protegerse a usted mismo y a sus hijos. Las siguientes medidas pueden ayudarle a evitar ataques.

  • Nunca trate de acariciar a un perro sin correa o desconocido.
  • No moleste a un perro cuando está comiendo, durmiendo o jugando con un juguete.
  • No moleste a una perra cuando está cuidando de sus cachorros.
  • Siempre preste atención al lenguaje corporal de un perro.

Si un perro se acerca a usted y parece ser agresivo:

  • No establezca contacto visual.
  • No salga corriendo.
  • Trae de no gritar ni hacer ruidos que puedan asustarle.

¿Busca más respuestas? Llame a un abogado para casos de mordeduras de perros en Los Ángeles al (888) 744-0108. Tenemos oficinas en LA, Woodland Hills y Santa Ana para ofrecer nuestros servicios a clientes en todo el sur de California.